Parque Científico Tecnlógico
Parque Científico Tecnológico
En la FCPCT ULPGC, Global ImasT apuesta por la tecnología para afianzar la educación
12/12/2016

Global ImasT, el más importante evento para la activación de los ecosistemas de emprendimiento e innovación que se ha celebrado en 12 sedes simultáneas de toda España en su cuarta edición, ha tenido la única sede en Canarias en la Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

En el evento central, en la conferencia inaugural, el periodista Iñaki Gabilondo ha señalado que España necesita un shock de modernidad que la saque de la rutina contable de estar mirando cada día cómo está el presupuesto y la introduzca en la senda de la innovación. Lo que necesita España es tomar el tren de la modernidad, que está pasando a toda máquina delante de nosotros y lo estamos dejando escapar. La innovación tecnológica es la columna vertebral de la gran transformación que estamos viviendo, por lo que encuentros como el Global ImasT forman parte del nuevo escenario que se está conformando y que demanda mayor implantación social.

Más de 120 expertos nacionales e internacionales y un millar de personas han participado en la cuarta edición del Global ImasT, que se ha desarrollado en torno a dos sesiones plenarias y 24 conferencias temáticas.

En la sede ULPGC se puso de manifiesto la necesidad de afianzar la educación, aprovechando las tecnologías disponibles. Octavio Suárez, CEO en la empresa OWL-Systems.com y experto en tecnologías de la educación, incidió en el uso de nuevas técnicas pedagógicas que permiten generar una base necesaria para la innovación, incidiendo en el fomento de la creatividad ya existente en las personas. A día de hoy, no existe una masa de trabajadores cualificados para cubrir una buena parte de los puestos de trabajo relacionados con tecnología. Coincidió con parte de la audiencia en la importancia del trabajo en beta para generar desarrollos que se enfoquen adecuadamente al mercado, modelados teniendo en cuenta al usuario.

Por su parte, Juan Ruiz, investigador en la ULPGC y ex Director de la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información Gobierno de Canarias, apuntó a las características socioculturales en países como España, heredadas desde el nacimiento del capitalismo moderno. Estas características se combaten desde la enseñanza a edades tempranas. Para conseguirlo, menciona las posibilidades de sistemas pedagógicos como el flipped classroom, entre otros tantos. Hizo alusión también a la caída del interés de los alumnos en materias relacionadas con ciencia, matemáticas, ingeniería y tecnología, lo cual sería debido al hecho de que no se ha actualizado la forma de hacer llegar estas materias a personas que tienen unos intereses y formas de actuar diferentes a las del pasado.

Para Javier Santaolalla, autor y divulgador científico, miembro fundador de la iniciativa Big Van, existe el miedo a emprender porque no hay costumbre. Para ello, es clave permitir que el alumno, desde edades tempranas, tome el control de su propio aprendizaje y adquiera la experiencia de equivocarse, para que cuando llegue a la posición que le permita innovar y emprender tengas las herramientas. También observó la gran variedad de recursos aprovechables en el entorno canario que podrían alimentar el sector turístico, poniendo por ejemplo la gran potencia existente en astronomía que no se reconvierte en productos turísticos con la intensidad que podría.

José Pablo Suárez, que ha sido en los últimos años Director de Política Informática de la ULPGC, mencionó el concepto de hackatón como medio para generar un entorno abierto en el que los alumnos resuelven retos, así como la importancia de modelos de colaboración entre empresa y universidad, como es el doctorado industrial. Incidió también en la importancia de gestionar correctamente la innovación temprana, es decir, la captación y trabajo posterior de las iniciativas desde el momento en que nacen. Por otro lado, recordó un concepto que en el entorno nacional se suele malinterpretar, y es que la I+D no es un gasto, sino una inversión de futuro, lo cual cambia radicalmente el enfoque con el que se enfrenta esta actividad. Insiste también en la necesidad de generar innovación en la región aprovechando el conocimiento y activos ya existentes para seguir avanzando con perspectiva global, con lo cual seguir desarrollando en turismo es totalmente coherente.

Pacto de Estado por la innovación

Tomaso Canonici,  Managing director de Opinno Europe, señala que en España faltan un millón de profesionales cualificados para las nuevas demandas de las empresas y que en cinco años esta cifra se elevará a cuatro millones.

Se refiere a nuevas habilidades relacionadas particularmente con las TIC que no están contempladas en la formación que sale de las universidades, y que el sector tecnológico no puede esperar a que los profesionales necesarios terminen una formación universitaria.

Lo que está pasando, añade Canonici, es que el sector está buscando técnicos de formación profesional a los que prestan una formación añadida para cualificarlos y prepararlos para la demanda que viene de las empresas de vanguardia. Canonici propone que en España se alcance un pacto de Estado para impulsar la innovación.

Para Diego Sáez, director de la empresa valenciana Mesbook, la industria 4.0 es prácticamente inexistente en España y los perfiles profesionales que faltan en España están fuera del país, lo que representa un peligro para los profesionales españoles, que pueden ser marginados a favor de la contratación de técnicos de otros países.

El turismo no es un sector de baja intensidad en conocimiento

Óscar Herrera, director corporativo de sistemas y comunicaciones en la empresa puntera en turismo Lopesan, narró la experiencia de su empresa en la gestión de la innovación, partiendo de una organización en la empresa bastante atomizada, con escasa comunicación interna en cuestiones relacionadas con la innovación, a una sistematización de la innovación, donde se incorpora en cada nuevo periodo a algún estrato nuevo de la sociedad con la que se relacionan, desde los propios empleados y clientes hasta la comunidad universitaria en iniciativas como Think in Innovation. De esta manera, Lopesan se postula como una plataforma de cocreación con la sociedad.

Rafael Pérez, director del IDETIC, instituto de investigación de ULPGC en nuevas tecnologías, acusó el escaso desarrollo de modelos de conexión entre empresas de la región y la universidad, aportando el dato de que el instituto de investigación que dirige trabaja en un 98% con empresas de fuera de Canarias. Por otro lado, apunta al hecho de que en Canarias se debe hacer una reflexión muy profunda sobre cómo debería evolucionar el sector turístico, dada su gran importancia y dado el hecho de que, contrariamente a lo que se suele argumentar, el turismo no es un sector de baja intensidad en conocimiento, sino al contrario.